Más piratas que Johnny Deep

Leo varios artículos relacionados con la piratería de libros. Es decir, lo malos que somos quienes descargamos libros de Internet porque "nos aprovechamos del trabajo de otros".
Um. Es inquietante porque en todos ellos se menciona a la industria, además del final de la literatura. ¿La piraterìa teminará con la literatura? ¿Ha terminado con las ideas musicales o cinematográficas? NO.
¿Ha fastidiado el negocio de más de dos? Sin duda. ¿Hay miedo de que estropee el negocio de otros cuantos? Sin duda, el miedo a que el negocio se quiebre, no el miedo a que una persona deje de mostrar su trabajo, deje de escribir y expresarse.
La idea es que se enlaza, se entrelaza la creación con el negocio. A falta del negocio, adiós ideas, a falta de industria, adiós ideas, adiós literatura y creadores.
Puestos a exagerar, yo lo hago. Es decir, si no hay industria, y seguís descargando libros, dejaré de escribir. De hecho, Alberto dejará de escribir, y Marcelo, y Juan. El inconveniente es que apenas lo notarán en Madrid, o en Barcelona, que es donde se encuentra la crema, el meollo, el dinero, los contratos sustanciosos.
De todo esto se habla más porque es la Feria del Libro en las ciudades importantes, es decir, donde hay negocio. En Albacete duró un día, una tarde, y fue más institucional que literaria. Piratear a un escritor de Albacete y que su libro circule por la red es casi mejor, y hace que más gente lo lea. Y, ¿qué se consigue con eso? Que pueda ir a bibliotecas a hablar de su obra, que la presente por la región, que le paguen por ello para que luego pueda escribir algo más...sin abandonar su puesto de trabajo (porque salvo dos valientes como R. Villada, es complicado vivir en Albacete de la literatura).
De ahí que al leer artículos sobre el pirateo de la literatura, con el punto de vista de los más vendidos pero no el de la industria (ya saben ellos cómo camuflarse en la opinión de los escritores) hace que aumenten mis ganas de piratear porque sí, porque no me gusta leer en la pantalla.
Y la cuestión del millón: ¿Cuál es el precio actual de los libros, de las novedades?
Y, ¿cuál el precio de las ediciones de bolsillo?
Y un detalle del que ya han hablado muchos escritores,incluyendo la citada R. Villada, ¿cuál es el porcentaje de ganancias que se quedan estos artistas?

3 comentarios:

Juan dijo...

Tema peliagudo que no lo es tanto el que tratas aquí. Yo llevo muchos meses leyendo post, artículos, ensayos y disparates acerca del ebook y la "revolución digital" y, sin querer extenderme, que podría, he llegado a la conclusión de que la industria no tiene ni idea de lo que se trae entre manos, ni de lo que se le viene encima. No hay más que ver que el precio medio que estas lumbreras han estimado para un libro en formato electrónico equivale al de uno de bolsilo (8-10 euros).

Juan dijo...

Dos pequeños aportes más muy significativos, extraídos del artículo de Cory Doctorow Ebooks: Neither R, Nor Books (2004), citado en El mercado del ebook en España: un análisis económico(2006):
-"los libros electrónicos son diferentes de los libros físicos en la misma medida que la biblia manuscrita es diferente de una biblia impresa."
-"los ebooks aumentan el negocio de los escritores" (la negrita es mía).

Side Show Bob dijo...

Gracias, amigo Juan. Por cierto, siento lo de tu Orbea Roja. A mí me quitaron también la mía, ¿adivinas el color?
Efectivamente.
Lo tenemos todo para estar en el punto de mira.