SOL ETON, GRAN Y ZADA

HE SALIDO a la calle con un sol tremendo, al subir al coche las piedras han empezado a caer sobre mi parabrisas y me he quedado embobado con las chinas golpeando el cristal.
Una buena tarde para no hacer nada, comer castañas o pipas y mirar por el cristal.
Pero ha salido el Arco Iris, ese pájaro de mal agüero, dibujando el firmamento, perfilándolo y dándole vida y color. ¿Quién quiere eso pudiendo disfrutar de las piedras?
He arrancado a toda velocidad, he salido derrapando, provocando un leve accidente a un coche más torpe y lento, insultos, aspavientos, arco iris, granizo.
¿En qué mundo vivimos?
Acodado sobre la ventanilla dejando el frescor entrar, el frescor y las piedrecillas, en el interior del coche.
HE LLEGADO con un sol tremendo.

No hay comentarios: