certidumbres, mentiras y realidades

tener 20 años
supone
poesía
alcohol
romance
y sexo.
sueños
no en este orden.
tener 40 años es
eso mismo
con la conciencia
de qué se ha conseguido
qué es imposible y
qué
prescindible.

No hay comentarios: