Mudanzas


Lo peor de una mudanza es la mudanza en sí.
Pero te deja los poros abiertos de subir y bajar escaleras y cargar cajas y muebles. Es una bonita experiencia que no todo el mundo sabe apreciar y no todo el mundo ha llevado a cabo en alguna ocasión.
Una mudanza implica organización aunque al final suele suceder más la improvisación que otra cosa.
Lo importante es vaciar un hogar para llenar otro, no es simplemente el traslado de elementos.
Los pequeños cortes y las agujetas son meros inconvenientes dentro del arte del empaquetado y colocación vía Tetris de objetos en coches y furgonetas prestadas.
Todo ello con el objetivo final de comprobar cómo llenamos habitaciones, salones y casas enteras con miles de objetos, la mayor parte de ellos prescindibles.
Sube caja, baja caja, sube caja, baja caja.
Y los reyes del rompe-espaldas, los electrodomésticos.
Pon una mudanza en tu vida.

2 comentarios:

Juan dijo...

Lo más importante en una mudanza es que haya una mujer organizándolo todo.
Una corriente de pensamiento considera que es importante la participación de los amigos en estos acontecimientos, pero se ha demostrado que si es de buen amigo ayudar, es de mucho mejor amigo no invitar hacerlo.
Gracias mil.

Anónimo dijo...

Debes saber que el amigo M. estaba de camino a encontrarse con el amigo ALA y Vd. mismo en cierto bar de alterne y mi propuesta no fue tomada en consideración. Porque sí invité, sí.