Un tipo feliz

Llevo semanas reflexionando, de hecho llevo meses reflexionando al respecto de mi vida, mi trabajo, mi familia, las vacaciones, los regalos de Navidad.
Y apenas he llegado a dos o tres conclusiones y casi siempre movido de la mano de mi señora que, además de mi consejera, sabe más que yo.
Pero este fin de semana he leído un artículo de eso agoreros donde se explica que las personas que más reflexionan y más piensan son las más infelices.
¡Pues vaya!
¿Será verdad el dicho de los tontos felices?
¿Tendré que dejar de reflexionar y pensar para pasar el día a día con una sonrisa mayor en el rostro?
Es complicado saberlo, pero uno no puede modificar su manera de ser así como así; por mucho que insistan los aprendices de Osho, seguidores de Reiki y demás.
Con lo cual me he puesto a pensar en mi vida, en que si pienso más, soy más infeliz y me he enredado.
Por suerte, las palabras de mi señora y de mi madre me consuelan siempre. Su frase favorita para dirigirse a mí es: "Pero qué tooonto eres".

4 comentarios:

Les Rocher au Chili dijo...

Discrepo en un punto, en ningun caso las enseñanzas de OSHO tratan de modificar tu SER, sino más bien son herramientas para permitir conocer y descubrir tu ser verdadero, dejando de lado la imagen de ser que te ha formado la sociedad y la vida.
Aprendes a quitarte capas de falsedad para ser tu mismo y cuando te descubres estás a las puertas de la felicidad y serenidad.
Un abrazo
Denis

Los Rocher por el mundo dijo...

Continuando con la observación muy aguda de mi primer marido... Efectivamente, los seguidores de Osho y, no aprendices, estamos en el intento de escuchar nuestro ser. Y sintiendolo mucho por los no reflexivos, añadía otra reflexión... EXPERIMENTALO TODO. Pon en duda hasta lo que creas más verdadero porque de esta manera será tu verdad...
Y no te dejes liar, SE RADICAL.
Pero es verdad lo que dicen ambas mujeres de tu vida; y añadiendolo una tercera que continua dando vueltas a tu alrededor: "Si ecque eres muuu tooonto".

Tu Mae.

SSB dijo...

Es que lo sabía, es que lo sabía...

Los Rocher por el mundo dijo...

Te he dicho alguna vez que te quiero...

Miles de besos