Guerra Mundial...z


Mis amigos me han engañado. Me recomendaron un libro de zombis y resulta que es un libro de política. Conclusión, me han engañado pero han acertado de pleno y he devorado (símil zombi) el tomillo Guerra Mundial Z de Max Brooks.
Zombis hay, claro, y muchos, suficientes para poner en peligro la continuidad de la raza humana, pero son un elemento secundario (recordad que esto es mi punto de vista), ya que el elemento primordial es la geopolítica, de ahí que el libro esté configurado en entrevistas a lo largo del mundo, con descripciones de la situación econonómico, política y social de todo el planeta. O, al menos, de sus elementos más significativos en el siglo XXI: EEUU, UE, China, África, Japón, Rusia, América del Sur y Central (la parte de Cuba es divertidísima).
Una de las cosas que estudiábamos en CC. Políticas y que a mí me gustaba mucho era la geopolítica, así como las defensas estratégicas, las defensas naturales, y las maneras en que cada sociedad se defendía/vivía/se defendía/crecía.
No es casualidad que unas ciudades hayan crecido junto a un río, que los castillos estén en lo alto de un cerro, que las murallas de las ciudades tengan cierta orientación, etcétera.
(Todo esto era cuando aún no había planes de ordenación urbana ni el suelo, con sus playas, montes se vendiese con sangre).
La guerra mundial Z se organiza exactamente de esta manera, el autor estudia el mundo tal y como lo conocemos, lo critica tal y como lo conocemos (ríete del wikileaks) y le da una vuelta de tuerca a la situación actual.
Como digo, la excusa son los muertos vivientes, los pobres.
Se habla de tráfico de órganos, de tráfico de drogas, de armas, de personas.
Se habla de la empresa armamentística, de la superioridad de eeuu, de cómo se ven otras sociedades como la oriental o la rusa.
Se habla de la guerra fría, de las guerras mundiales y de la situación de los países.

Política pura y dura.

Pero el libro también es El Informe Lugano, en el cual se dice que el único sistema para vivir mejor en este planeta es que haya menos gente y se detalla cómo hacerlo (y quiénes deben ser estas personas). En GMZ hace un planning similar al respecto de que hay que sacrificar a personas para salvar a personas (elegidos frente a sacrificados, para echarse a temblar). Y la gente está de acuerdo con ello (sobre todo los gobernantes).


Como digo, recomendable lectura política, a pesar de que la excusa sean los zombis.

4 comentarios:

Juan dijo...

Además, si lo contextualizamos -fue publicado en origen en 2006, mucho antes de la actual oleada narrativa zombi, pero en pleno apogeo de la alarma mundial de gripe aviar- se entiende mucho mejor ese contexto global de emergencia, que luego veríamos repetirse, y exacerbarse, con la gripe A.
Un libro cojonudo, sí señor.

SSB dijo...

Tienes razón, tienes razón. De hecho hay cosas que son tan obvias que no parece un relato sino una copia de la realidad, tal cual. Da un poco de miedo.
Ah, y de la gripe A no se puede hablar porque ya no está de moda, la la la la la

paloma desde la Alcarria dijo...

te voy a robar tu entrada, me la aprenderé de memoria y la recitaré cada vez que alguien pregunte por qué me gusta tanto ese libro... yo sólo soy capaz de decir "léetelo, está genial"

Side Show Bob dijo...

Es más molón decir "léelo que está bien". De la otra manera lo destripas y al final sabes que ganan los malos, con lo cual no da ganeta, jajajajajaja.
¿O ganan los buenos?
La verdad, tengo dudas de si los malos son los zombis o los otros...