LOS MIÉRCOLES AL SOL

Hay frases que aparecen y se quedan en nuestra mente para señalar o definir ciertas situaciones, frases, gestos, guiños.
Mi frase de esta semana es los lunes al sol.
Todos entendemos lo que significa sin necesidad de dar más explicaciones.
Pues es miércoles y estoy los lunes al sol y mi única preocupación es que SSB III termine el desayuno y no poner demasiada sal en el pollo al horno.
De momento no me han entrado neuras, algo saldrá, pero sé que dentro de unas semanas mi cabeza se dará de golpetazos contra las puertas de la casa, un sencillo gesto que suele salvarme de la locura.
Reviso ofertas de empleo en los portales web y me meo de risa: de hecho he visto una de unos sinvergüenza en Barcelona que ofrecen menos de mil euros al mes y piden hablar tres idiomas, experiencia de más de cinco años y, tachán, tachán, DIEZ HORAS DIARIAS.
Pero claro, Barcelona mola y su empresa también, porque se habla en inglés. Con mi nivel medio (el que tenemos todos en Albacete) me he preguntado cómo se dirá mevasacomerelraboadoscarrillos en inglés.
Pues eso, que soy uno más, pero como estoy podrido de dinero, no me preocupo, de hecho ahora en cuanto desayune el encantador de serpientes, me voy a comprarme un reloj de 600 euros, una chaqueta de cuero de 1200 y unas gafas de sol de 800. Ah, y chicles para la mandíbula.
Y buscaré una frase que mole para soltarla cuando me digan: "¿Es que no trabajas esta mañana?".

1 comentario:

Juan dijo...

Para lo del inglés puede servirte "gobble my dick".
Para qué decir en esos lunes al sol, lo mejor es soltar que estás opositando o de año sabático...
Que no falte el ánimo!