Juego de Tronos, versión subtitulada

Conste que no la he visto ni pienso, porque soy así de chulo y por llevar la contraria.
He leído y oído posturas a favor y en contra, lo habitual.
El otro día en mitad de una conversación de padres/madres en el Altozano, me enteré de que salen tías buenas y tías pegándose el lote lo cual avivó mi apetito aunque sólo lo justo porque si para ver un roce de pechos tengo que esperar media hora y encima aguantar espadas, flechas y sangre, pues me pongo una de Esteso y Pajares que, al menos, me río.
Pero no hablo de esto por nada, no. Resulta que mi amigo El Richal, para más señas marido y/o/u esposo de mi amiga María, aparecerá en la segunda temporada de Juego de Tronos, con lo cual me siento en la obligación de ver esos capítulos a ver si lo matan, si aguanta tres o cuatro o si se cepilla a alguien (para luego reírme de mi amiga, que para esto están los amigos, claro).
Estas son las cosas que te pasan si vives en el extranjero.
Si vives en Albacete lo más que te puede pasar es que te roben el piso en verano los falsos vendedores de Vodafone, que te cobren de más en los caracoles o que de tanto calor como hace confundas la fuente del Altozano con la piscina municipal (la Olímpica, que decíamos de pequeños...ahora cualquiera la llama así, y menos con el nivelón deportivo que tenemos en la ciudad)

No hay comentarios: