iba lobo lopez

el otro día mi hermano y yo nos pusimos a recordar cómo pasa el tiempo.
son cosas que sólo te paras a pensar de vez en cuando, sólo de vez en cuando.
la excusa, en esta ocasión ha sido el aniversario, ¡toma ya!, vigésimo aniversario del disco de Kiko Veneno Échate un cantecico.
¿20 años? me djio mi hermanico.
¿te acuerdas de cuando fuimos a verlo en Albacete?
claro que me acordaba.
hay conciertos que siempre se recuerdan.
otros muchos no.
he ido a muchos conciertos, me he emborrachado en muchos más, y lo más divertido es que me acuerdo incluso de aquellos en que casi me caía de culo.
me acuerdo, por desgracia, incluso de los conciertos a los que íbamos sólo a ligar, y no pondré los nombres de los grupos para no dignificarlos. pero una cosa está clara, se liga más en un concierto chungo cadena dial/principales, que viendo conciertos de K. Veneno.
hace 20 años estábamos olímpicos, ¡menudo cuerpo tenía yo!
me pasé medio verano delante de la tele, y el otro medio en la piscina con mi pelotero. cuando llegó septiembre el color de mi piel era más tostado de lo habitual.
no fui a la expo porque incluso hace 20 años sabíamos que era un timo.
también sabíamos que nos timaban con las olimpiadas pero como salen chicas y chicos en pantalón corto, no es lo mismo. siempre da más gusto.
hace 20 años iba con mi gualman con la cinta de Kiko y le daba para un lado y para otro y sólo me saltaba la canción de Reír y llorar, por razones obvias.
me iba de paseo a la Batana (Laguna de las Lagunas de Ruidera) y luego a la Santos Morcillo. si estaba con ánimo y con pilas el gualman, llegaba a la Redondilla y si me sobraba el tiempo incluso hasta la Lengua.
en 20 años.
en 20 años pasan tantas cosas que si llego a tener un blog no me hubiera puesto tan moreno.

No hay comentarios: