Sanidad, médicos y su organización

Nada, una tontá: los médicos en Albacete.
Lo típico, preguntas: "¿A qué hora le toca a usted, señora?" Y diez, DIEZ personas tienen el mismo horario que tus hijos en un intervalo de 10, 10, DIEZ minutos.
Una tontá.
El tiempo pasa rápido porque la media de atención por paciente es inferior a cinco 5 CINCO minutos.
No pasa nada, casi mejor, cuanto menos tiempo en el dentista...ya se sabe.
Entran mis nenes, dos nenes, DOS. Menos de cinco minutos, CINCO MINUTOS, para los dos.
La atención impecable, en serio, impecable y profesional.
La auxiliar-secretaria-chica para todo, nos da un miniposit para la siguiente cita porque, cito de memoria, "antes nos daban hojas de citas. Ahora no".

Cosas curiosas, el dentista de al lado y (dicen) el de otros centros de salud, tienen los clientes, digo enfermos, digo pacientes, justos. ¿Será por profesionalidad, amabilidad, destreza o casualidad?
Cada cual que elija, pero vamos, son tontás.
Peor era antes que el dentista usaba tenazas y te ponía un pie en el pecho para sacarte las muelas.
Con suerte, con mi hoja de reclamación podrán hacer ocho papelillos para "nuevas citas".

No hay comentarios: