Leer en Internet.

Voy a contar una cosa obvia, pero como hoy está todo el mundo mirando hacia el campo de fútbol, pues qué mejor que cosas obvias.
Además, hoy se puede ser rojo sin miedo a que te echen de tu trabajo. (Cómo me manejo con los juegos de palabras).
Side Show Bob Junior tenía que leer un texto en voz alta y como yo estaba perdiendo el tiempo en el ordenador le he dicho, ventepacá.
He elegido un tema molón, tiburones.
He buscado en san google.
Error de padre idiota.
He elegido la primera opción de san google, segundo error.
El niño se ha puesto a leer, muy correcto él, con buena entonación, dicción casi manchega, aspirando las eses en forma de jota, perfecto.
Pero yo iba mirando las erratas, las b por las v, la carencia absoluta de tildes, hasta que me he encontrado con el motivo: traductor de san google.
¡Palabras inventadas, verbos inconexos, frases sin sentido! ¡Encima de mal escrito, copiado! (Eso sí, muy bien posicionado, buen SEO, buen SEM.
Padre idiota que se deja engatusar por esos que dicen que los niños aprenden más en el ordenador y a través de Internet.
Ah, ¿que tengo que buscar mejor y saber dónde elegir?.
Ah. ¿Que no puedo elegir así a lo tonto?
Está claro que hago un alegato en favor de los libros, de la biblioteca, de los libros infantiles, de los cuentos, de las enciclopedias. Porque, no os voy a engañar, si pillo hoy al tipo de la chachipedia lo hubiera puesto delante del tiburón a ver si tenía o no tenía tilde. Yo ya he hecho mi examen de conciencia y mi dolor de los pecados, no os preocupéis.
Mi Side Show Bob Junior y yo estamos de cara a la pared leyendo el Quijote, en castellano antiguo, papel biblia.

No hay comentarios: