Yoga girls go fun

La cantidad de anécdotas que puedes sacar del día a día con los niños es increíble.
Según su aprendizaje evoluciona, te encuentras con situaciones de lo más divertidas, de lo más entretenidas y, por supuesto, de lo más comprometidas.
¿No te han preguntado ya dónde está dios, si existe o no?
Lo harán y pondrás cara de tonto porque, además, los de la generación 70 y/o 80 tenemos tantas dudas como ellos al respecto.
Pero la de ayer fue de las buenas, prueba de que los niños aprenden a leer e inglés a toda velocidad, a una velocidad pasmosa.
Estaba en casa con los niños buscando algo que ver en la tele, a esa hora tonta de las nueve de la noche, entre los canales de un servidor de pago (yo soy así, en paro, sin un duro de ingresos, pero con ONO). Mis hijos iban mirando y yo pasando a toda velocidad para que no vieran Cars, o Monstruos S.A. o algunas otras.
Iba pasando canales y, como todos sabéis, si no, os lo digo yo, hay canales cochinacos para matrimonios aburridos, para parados con altibajos y adolescentes en general.
Pero, amigo mío, son de pago, de más pago, quiero decir. Y en estos canales no sirve lo del Canal + o entornar los ojos, lo he probado pero el negro sigue siendo negro.
Side Show Junior tiene una agilidad visual similar a la de su madre, lo ve
todo antes de que yo tenga tiempo de darle a la tecla.
-Papá, ¿qué significa Yoga girls go lesbian?
-Mira, ¡un documental de dinosaurios!
Yo sé que de esa frase, mi hijo conoce, al menos, tres palabras, y la otra la conoce en español, lo que pasa es que su mente todavía no ha sufrido los golpes de la preadolescencia, vamos, que no se ha convertido en su padre, por suerte para él.
-¡Bien, un documental de dinosaurios!
Situación solventada, de 21.05 a 21.45.

No hay comentarios: