Antología Z. Volumen 5


Hacer la crítica de un libro es tan sencillo como decir me gusta.
Hacer la crítica de un libro de un amigo es lo más complicado del mundo, te la juegas. Y si mide dos cabezas más que tú, te la juegas en serio.
Hacer una crítica de un libro compilatorio de cuentos en la que aparece un amigo, es mucho más sencillo porque siempre puedes hablar en abstracto y general, criticar a los otros autores y salvar el tipo.
Hoy hablaremos de Antología Z. Volumen 5, de Editorial Dolmen. (Los mejores relatos de muertos vivientes).
Antes que nada debo decir que no soy especialista en el género de muertos vivientes pero sé cuándo una cosa me gusta y cuándo me desagrada. Este libro me gusta, me gusta mucho. Y, qué cosas, apenas salen zombis, o no tal y como uno espera que sea un libro de zombis.
Hay un poco de todo: historias de chicas (con anécdota sde embarazos), historias religiosas, historias infantiles (y también religiosas), historias de instituto (desde el punto de vista del profesor de secundaria, tan maltratado hoy por hoy), historias de las mil y una noches. En fin, un compendio muy agradecido, diverso y divertido y con mala, muy mala gaita.
¿Será posible que algunos de estos autores escondan la crítica social con máscara de zombi o que hagan como mi amigo Alberto López Aroca, y usen la excusa zombi para contar las historias que les gustan?
La respuesta es sí.
La sangre y las vísceras son un aparte, de hecho en algunos cuentos ni aparecen.
Aunque a los autores no suele gustarles que digas que en dos días te lees lo que ellos han tardado un año en escribir, lo diré: se lee del tirón. No esperes ñoñeces como en Dead Wood ni sangre como en las películas gore (que la hay, pero no en exceso).
Cito a los autores porque se lo merecen:
  • Ian Watson.
  • Victor Conde.
  • Alberto López Aroca.
  • Javier Ruescas.
  • Luciano Saracino.
  • Jerónimo Tristante.
  • Daniel Mares.
  • Javier Márquez Sánchez.
  • Juan Manuel Aguilera y
  • Miguel Ángel Vivas.
(el prólogo y selección corre a cargo de Jorge Iván Argiz y la portada es de Alejandro Coluccu)

Como digo me resulta complicado criticarlo porque son muchos cuentos, aunque no tantos cuando te los lees de un salto y podría hacer un repaso autor a autor pero no me parece justo. Además, podría ser un tostón.
Sólo diré que el mundo zombi tiene mucho que decir y mucho que esconder. 
Me parece un género tremendo y lleno de posibilidades cuando la censura se ponga complicada.
Una excusa para leer buenos cuentos y comprobar cómo en España la gente escribe muy bien, sin necesidad de salir en Babelia.

No hay comentarios: