Mira lo que pienso de los blogger

Ya lo he dicho en alguna ocasiónn, no no y no soy blogger, hay que ser un poco así para autodenominarse de esta manera y luego sacar pecho, pero la última es que no paro de ver (imposible leerlos) artículos de "Diferencias entre tener un blog y ser un blogger".
¿Se puede ser más tonto?
(Si algún amigo de la sala se molesta, que me lo diga. Ya lo invito a un café aguao).
Sí, tengo más de un blog, de hecho creo que llevo p'alante cinco o seis (uno incluso secreto). PERO NO SOY BLOGGER.
Además, los blogger son tan cachondos que no usan Blogger de google, sino wordpress, que mola, mola mucho, mola mazo, molaquetepasas. Porque es libre, la la la la (poned canciones de democracia y de referendum constitucional).
Eso sí, todos los puñeteros blogs son iguales, no puede ser de otra manera.
Y los post (o artículos) que hacen son idénticos, y si eres de los que rastrean, te darás cuenta de que, casualidades de la vida, copian lo que se hace en EEUU, ¡sorpresa!

Lo que mola de los autollamados blogger es que quieren que se les lea, quieren tener muchos seguidores, quieren publicidad y sacarle pasta, quieren tener presencia en google.
Lo del contenido es lo de menos, sino una mezcla de quiniela y apuesta de caballos: palabras clave, posicionamiento, fotos con picardía para que las detecte google (otra vez), la importancia del titular. Y consejos, consejos consejos de gente a quien no se los hemos pedido (sinceramente, ¿a alguien le gusta que le den consejos?):
  • Diez consejos para tener buen sexo.
  • Diez consejos para no dejar preñada a tu chati.
  • Once consejos para chisparte gratis.
  • Doce consejos para ver porno sin que te pille tu madre.
  • Trece consejos para ver porno sin que te pille tu mujer.
  • Catorce consejos para rascarte los huevos por la calle sin que te mire nadie (ni nadie se dé cuenta)
  • Quince consejos para beber tequila y no vomitar.
Y así hasta el infinito y el espacio y más allá.


No hay comentarios: